31.3.10

Me convierto en el amante perdido



Mi mente se pierde cuando traspasas la barrera de tu recuerdo…

Las yemas de mis dedos dibujan tu contorno, se humedecen….
Mis labios viajan a la tibiez de tu piel, imaginan saborearte, inundarse del laberinto de tu pasión, entregarse en ti, se inundan...
Y mis ojos desean embriagarse de las embestidas de tu pasión, de tu dulce sexo, se pierden...
Y cuando todo esto ocurre me convierto solo en el amante que añora perdido en un atlas de montañas perfectas, duras, erectas, por donde va caminando una senda de pájaros heridos.
Me convierto en el amante que se agota de ti, que se pierden en la sabia de tu tierra cálida, húmeda, donde lanzo por el acantilado todo mi dolor.

Soy el amante que juega con tu reino prohibido, el que pasea por la vereda oculta, el que rastrea por lo mas hondo para llegar al elixir de ti, probar tu elixir, convertirlo en mi elixir, inundarlo todo…. buscara el lugar prohibido, hundirme en tu carne, en tu humedad, en lo escondido.....y que tus ojos hagan el resto.

Esquirlas de fantasía, detrás de la puerta, guardadas con cerrojos, esperando, tu cuerpo desnudo
Esquirlas tibias, mansas, esperando descubrirte, esparcirse por tu carne entreabierta.
Esquirlas de peligro para sólo una vida, demasiado pecado para tan sólo un alma.... tuya y mía, tuya y quizás mía.....