28.2.11

Lo que a nadie en la intimidad


Llegas junto a mí, como extraña fiebre alimentada por el acomodé en mis manos, llegas en siete pasos antes de volverte…

…y en tu cansancio alegre, inquieta, bailas sobre la razón de la felicidad, la dibujas con tus trazos…los menos con mayúscula, los mas en minúscula…. A semejanza de la brevedad de tu alegre regocijo…

…y tus labios me sonríen entreabiertos y por ellos se me escapa el soplo de mi respiración, y cuando tus labios se dilatan y se llegan a reunión con los míos…soy paz en nervios sobre tus brazos…

…y rondo el redondo de tus senos, y la mirada se me vuelve seda, y se me fuga la vida entre fuego…. Envuelto sobre el revuelto de tu ser…seductora, inconsciente, encantadora…y mi placer se encuentra en el baile encantado de tus pupilas… el amanecer de mi deseo…

….y me llevas en Carpe dêsîderium brusco, ciego, divino, y racimos de constelaciones se extienden sobre tu piel, mientras tu cuerpo se dibuja en trazos de olas y espirales sobre mi, meciendo mi deseo, seducción de luz sobre la brisa tersa de tus yemas….

…y me convierto en títere de tu deseo, en refugio del mío….y mi deseo de desdibuja sobre tu piel, sobre tus labios, sobre tu luz, y mi destino se vuelve marino, navegando al mar de tu cuerpo, dentro del cuerpo…

…y tu centro nos une, y me engulle tu carne… y sobre la oscuridad mas callada solo se escucha el roce mas exacto de tu piel, el mas encendido, la pasión mas dulce rodeando mi deseo…y tu piel es mi hoguera, y tu tiempo mis sentidos, y me olvido de mi olvido, y todo eres tu…

… y yo soy tu….y toda tu eres deseo, copa y dulzura destinada a mi…y todo yo soy, pasión, amor y frescura, destina a ti, naciendo de ti… y paseo mis manos, mis yemas, mi cuerpo….y te vuelves arcilla, y mis manos pasean sobre tu cuerpo, lo retienen en su memoria, en su deseo… y bebo una y otra vez de tu tierra sedienta… y me llevas…y me pierdo…y me desprendo… y estallas…

… y cuando todo termina, te vuelves sobre tu playa, te vas arena y me dejas en la orilla…y mi deseo se transforma en desesperado… y me aferro al rastro perdido de lo que fue tu mirada… y me dejo estúpido acariciando el espectro de una utopía…

… y haciendo de mi deseo tu sombra, disfrazo a quien lo toma de ti, y trazo camino entre sueño, vida y deseo, hacia un lugar que nunca comenzó, añorando las miradas que cubren de risa las heridas que quedan por venir….

…. son esquirlas de luna utopía, resguardadas por las hadas que guardan el sueño de mi almohada, esquirlas de luna suspendías en un aferrado aliento de una utopía dormida… esquirlas de luna sueño para poder vivir, y así morir con la esquirla esperanza de encontrar el vivir….