13.6.11

Junio 11:35

Asunto: ORDEN ADM/11/6/, POR LA QUE SE DISCULPA

Perdóneme pues Srta. y amada mía….

Pensé que se refería a ese bálsamo llamado deseo, a ese deseo que va emparejado con el ímpetu de tus labios cuando me rozan, cuando me hacen temblar la voluntad y veo tu cuerpo como un manantial donde poder ver a voluntad….fluye…se agita…y susurra delirios…

…perdóneme por pensar mal de vos y en consecuencia por pensar mal de su vientre, sus muslos…por imaginar que hablaba de mi boca sellada entre sus piernas, bebiendo de pliegues ocultos….o quizás pensé que imaginaba a mis labios en febril búsqueda de su pezón…o quizás pensé que pensaba lo mucho que me gusta embelesarme con su cuerpo, deleitarme con su piel, desear su olor, amar su sexo….habitar en el….

…me siento consternado al tener estos pensamientos equivocados para con vos….
Reciba pues mis disculpas y este ramo de besos castos y puros, lejos del deseo, de acariciar su busto que es mi gusto, lejos de estimar su orgasmo, de su sabor néctar edén, de sus suspiros, de su explosión deseo dulzura….