10.4.12

Chesterfield.

Ella me dijo;

… que no le diera mas vueltas, que a veces resulta triste entender, que para muchas personas amar solo es una estación de paso, que un día se apean de su vida con ojos cansados y que te dejan amar sobre la ultima vocal de su nombre, que te dejan amar pero sin voluntad de querer y que no trate de entender lo que es un sentimiento indescifrable…

... que resulta idílico mi pensar pero no practico, que mantener la memoria en fragancia de rosas, en arrullo, resulta terrible para llegar a comprender que un movimiento de párpados olvida la voluntad ajena de amar que tan solo floreció en mi instante y sin otro instante mas allá, que deje de considerar las semillas que no tienen voluntad en el querer, que lo haga por mi voluntad del germinar y del sentir…

…que siempre hay un cielo dispuesto para mi, con un bordado nuevo, con vaho detrás del cristal, pero mío solo mío….que dibuje colores nuevos de esos que yo se pintar y que vuele…que vuele sin mas….

Ella siguió;

en cuanto a nosotros, verás:
…solo deseo de ti una esquirla de tu noche, un sentimiento verdadero , agitado, encabritado que me traiga una mención de amor y mil de deseo… que solo deseo ser sal entre tus labios, un noche de tiempo y de pensamiento….ser pausa y paz…y ser y seremos sólo si tú quieres y me lo puedes dar…

…que deseo tener de ti tiempo sobe el tiempo de esta noche, un trazo de trayectoria incierta, y que sea inexplicable pero palpable….que seamos dos sin excusas sobre la noche….hasta el empacho o hasta el cansancio de ser para sólo ser,
acariciar,
ser,
estar,
ser,
besar,

ser,

amar,

ser,
llegar,

ser,
y llevarme de ti lo que se que tienes y nunca me dejaste ver… quiero deslumbrar mis ojos con el brillo de tu deseo…


Dejó aquel papel arrugado en forma de circulo que sostenía sobre la mesa, puso aquel cd y se fue por aquel pasillo…escuche el grifo y su correr de agua…y su voz;

Ella.- Sabes que suena?

El.- Claro, Mahler la tercera…

Ella.- Si tu tercera…

El.- Eso pertenece a otra vida..,

Ella.- a eso me refiero, todo en ti pertenece a otra vida, para ti es fácil, siempre tienes otra entre tus manos y nunca sabes lo que eres capaz… Hace mucho me dijiste que el final de la tercera era para ti como una playa…no sabias si era el principio o el final…

El.- es que yo digo muchas bobadas siempre…

Ella.- si, en eso siempre hemos estado en desacuerdo… pero nadie como tu para convertir un elogio en algo tremendo…

Escuche de lejos como el agua y la espuma envolvían su cuerpo… Cerré los ojos y me deje embriagar por el aroma de todo lo de su mente, por el de las sales que llegaban pasillo adelante, y por el embrujo indefinible de aquella música…

http://www.youtube.com/watch?v=JyJYeB4oJT0&feature=related

y pensé sin pensar…. recreando en pensamiento sin pensar…. y llego susurro de su voz…y su aroma a sales, y sus ultimas caricias…y su eco incesante…y sus ojos de brillo incansable… y sentí enigmático estremecer y me deje ser…

…removimos agua sobre su cuerpo, fuimos ola suave para romper sobre la orilla de su vientre…. Y fuimos marea y resaca….y volvimos…y fuimos la quietud del tercer movimiento… y ella la sinfonía sobre mis manos… y yo la caricia de su sexo sobre mi canon de placer… y su sexo se convirtió en caricia precisa… y circundo mi deseo con su pasión… y me deslice sobre su cuerpo…y se agarro sobre mi piel….y aumentamos en caricias…. en primavera entregada….en noche intensa y consentida…. Y fuimos hasta el borde una y otra vez…. Y nos detuvimos en los ojos…. Y jugamos con los labios….y cerramos y abrimos….y después volvimos…. Y sentí segundo a segundo la tibieza de su sexo…. Y me atraparon sus labios….y volvimos a ser…y me dejo ser….y ella fue…. Y los músculos se fueron atrapando y contrayendo… y la noche marcó el ritmo… y el placer los susurros… y fuimos cuerpo cansado al llegar el día… y la luz de la mañana se convirtió en sacudida de descarga electrizante sobre cuerpos cansados sin mas….

Se sentó en el borde de la cama y miró la hora al despertador. Las siete, en una hora estaré de nuevo en mi vida, atrapo una sabana por debajo de sus axilas y fue a buscar un cigarro…trajo dos…se ensimismó en la caligrafía de aquel cigarrillo, que curiosos son los trazos de estas letras, en perfecta curvatura pero en línea recta… sonreí…

Ella.- no se si esto ha sido locura o desgarro, pero era algo que deseaba más allá del propio deseo, ahora entiendo el porque de muchas cosas de ti…

El.- y eso?

Ella.- Me tengo que ir y conociéndote querrás irte antes, así que... a la vida de cabeza que nos vamos… estas cosas no me las puedo permitir…

Y se marcho de la habitación sobre una sonrisa…