22.5.14

Burbujas Bisiestas

Invente un bisiesto con “bisiestas” donde no estás y sin embargo “bisustentas”…

 …y rompíamos silencios con un fa bemol  o en su defecto con su enarmónico Mi Mayor.... inventábamos frío en agosto para armonizarnos entre sábanas… y recorríamos miles de kilómetros sobre el desierto de nuestras espaldas…. melodías desafinadas que empañaban cristales en plena fragua de Vulcano…

 …y le dábamos  vueltas a la bola del mundo; visitábamos los campos Elíseos en las orillas del Nilo…y subíamos al  Empire State Building en la Avenida 18 de Julio mientras veíamos independencia ( que bonita palabra)… y me invitabas a helados en Alaska mientras me explicabas el porque del punto azul en la frente de las chicas hindus…

…y atabas toda mi imaginación al perfil de tus caderas….cien, y una, y mil tormentas me calaban y todas y cada una de ellas me llevaban al mismo “match point” y tu lo buscabas… y transitaba el perverso sendero de tu vientre con ardor en mis entrañas…y las confesiones se volvían apresuradas… y las concesiones se multiplicaban sin retengo…y el ritmo sereno de la poesía se volvía apresurada…y te convertías en tacto y sabor de todos los sueños….y no me despertaba la madrugada….

Reinvente un mayo para reventarlo en tu piel…y mi mente en tu efigie…y la vida erizada…. y quemábamos fuego a pieles juntas… y el cielo nos servía de mantel para nuestras hambrientas bocas… y rubricábamos silencio con miradas… y mimábamos al tiempo con secretos…y minábamos el destiempo con placer…y avidez era la solidez que necesitábamos….


Ideábamos mil ataduras para no desaprovecharnos… suplicábamos deseos en silencio con la intención de gritarlos, de soltarlos y someterlos, de consumirlos entre orgasmos… de enloquecer entre el derroche….y perdíamos la razón que nunca encontramos…y sentíamos a la razón que si encontramos…

…y la vida no era el gesto de las caderas, el advertido y egoísta amor que nos encarcelaba… el deseo devorándonos que nos debíamos…el tan dentro el uno del otro que éramos un alma… alma que nos desalma al agitado jadeo de un sentir que nos alcanza…..

Invente un bisiesto sin años y con sueños, traspasando tiempos, distancias y silencios… dejando vida retenida en amaneceres deseados… reteniendo deseos de quietud impaciente mil veces deseados… invente el ansia incontrolada que siempre me habita y lo vertí oscilante entre mil olas sin horas….te respire, te ame, me resucite…. volé con alas nuevas y el mismo sentimiento….y la memoria se lleno de ti…

 Te invente, que buen invento… las mil ansiedades entre tu ombligo y los alrededores de mi agónico deseo te hicieron; urgente, vibrante, hirviente….y se escapo un suspiro siendo tu vida mi silencio…y huye mi vida perdida entre ansiedades…. y la sed solo se sacia entre las gotas de tu placer mas pélvico…y te invente estando inventada porque sin tu existir el mundo tendría otro tacto a espina y vivir en bisiesto no tendría sentido… burbujas de champagne francés.