29.5.14

Paramelodiando 3/5

Aún descansan secretos en el fondo de un reflejo, espejo de unos ojos que te miran, deseos anidados en el bosquejo de mil garabatos, tinta y polvo que guarda y grita el cautivo de mi loca sed encendida…

Aún descansa en mis ojos el poso encendido de tus labios, ese rechupeteo copa de vino de cuando se te emborrachaban los sentidos…

Aún caigo embrujado entre tus manos y tus caderas… y bailo deseos que no cuento y no digo… y calmo sed encendida en un bebo de ti a escondidas…

Aún tengo fugas del sentir que se escapan sin rendija en mil palabras donde respiran…aun tengo un lento que me pide de ti, sácame de aquí con dinamita en una fuga de gas…

Aún me embriaga y  me envuelve tu aroma, ese “paramelodiar” que me incordia al preguntar:  “¿Como habré llegado aquí?”


… y aún tengo tortura a desearte, a las cien maneras de amarte, a las mil formas de pillarme en tu cintura…a sonreír en un vuelco de ti sin equivocarme…

… y aún tengo un multiplicado de deseos, la tentación efímera de mi manos dibujando sobre tu espalda, secretos que guardo inconfesables y que “inconfieso” en obsceno en algunas noches en calma…

… y aún tengo un cálido beso que te recibe, un suspiro que se hunde en su cuerpo, un imagina que aturde la virilidad con deseo…

… y aún tengo una proclama húmeda a tus ganas, un desea culpable sin perdón esperando la penitencia de tus besos…

… y aún tengo; tentación, emociones, sueños, torbellino e instinto….y un manantial matinal que deriva en orgia sobre tu cuerpo…

… y aún tengo veneno y lujuria a tu piel prohibida, esencia sin pudor que desea derramar en ti el germen de la vida... aún retengo el sabor de la taza de tu pecado, el sabor dulce de tu néctar delicado….

… y aún tengo un huracán y un abismo que te desnudan, que te dibuja cómplice deseada, y tormenta…
  
… y aún tengo un me entrego desde dentro que te espera, un emane de humedad por donde me deslizo…un fruto del éxtasis que me provoca a desearte…. y me sediento en tus labios…y me revivo en tu pecho… y me recreo en otro lugar más dulce en que te pienso… y la delicadeza de una contracción me inspira… y el devastador espasmo de un sentir me locura….y se impone el delicado de tu sexo…. y nos une en el imaginar de mi locura… y el desliz se vuelve sibilina sabana… y enloquece la concupiscencia de mi alma en el exaltado de tus caderas…, … y aún tengo mas una voluntad libidinosa que goza sobre el cedido de tu piel y no se palabrear…

… y aún tengo intransigencia a negarte, intensidad a desearte, como dinamita en una fuga de gas, abre una rendija, ayúdame a respirar. Tarda para andar detrás y decirte que no. Créetelo no hay dios, que me cure de ti. Pídemelo lento, sácame de aquí


Como habré llegado aquí.....