18.4.10

Colmado de sensaciones

Llegas a mi, diva en tu aroma, recorres todo, te deslizas dentro de mí, como se desliza tu lengua por mi, haciéndome temblar, seductora acaricias mis rincones con tu sola presencia.

Me envuelve ese aroma que suena solamente cuando estas tu. Me sugiere una espiral de sentidos que crece en mi, perdido, lascivo, impaciente…. provocas un suspiro involuntario ahogado por las olas de tu ausencia, deleite de recordarte aprisionado entre tus caderas, frenético, ansioso, noto tu sabor, escucho tu susurro…y solo quiero que me leas…

Léeme con tus manos, como ciega y descúbreme a través de mi tacto, posee mi fiebre a través de tus manos… léeme más allá del pecado, mas allá de mis palabras, percíbeme como estallido entre tus dedos, repásame una y mil veces, acógeme cuando te deseo, ámame como mujer plena, pero no dejes de sumergirte en mí cuando leas, empápate, vibra mientras disfruto.

Más allá donde en tu vientre me desliza dentro de ti, mas allá donde la memoria me invita a acariciar tus rincones perdidos, existe un lugar demasiado intenso para describirlo y demasiado profundo para contarlo, entre tu fugitiva espalda y el aroma de tu cuerpo habita mi ser mas profundo, más etéreo, más consciente….

Esquirlas de madrugada a media tarde, esquirlas cotidianas convertidas en domingo. Esquirlas hilvanas en cada poro con hilo deseo, esquirlas espasmo que desnuda el alma...