16.9.15

The fall to free

No es tu sexo lo que en tu sexo busco sino ensuciar tu alma: desflorar con todo el barro de la vida lo que aún no ha vivido (Leopoldo María Panero)

… hay algo de inconsciencia en la avidez de mis manos, algo lento que emana de un tentar prisionero, algo efímero, inventado, antojado, sedado…. algo entre caricias que van más allá de lo que declaro…

… y la vida no se escribe, se esparce en cada uno de los sentidos, se hostiga entre irreverentes irracionales, se derrama entre trémula carne amada…

… hay algo de irracional que reverbera del deseo, algo candente que ruge entre ansias, algo famélico que perturba el alma… algo hay para que mis dedos tracen palabras con la tinta del flujo más íntimo de tu mirada….

… algo hay sin calma que me dibuja descubriendo los lugares donde ardes, que te describe azotada por mis caricias irreverentes….que fustiga el aire con hilo de placer incandescente…

… algo debe haber más que hay… algo subliminal quizás donde sucumbe todo mi delirio y se abandona derramado a recorrer tu carne…. Algo quizás que tenga que ver con el aroma de tu sabor, o con el respiro del último rincón… o con la mirada que fue tentación…

… debe de haber mucho más que algo de lo que hay… porque no existen prisas; para deletrear el delineado a tu deseo, ni para la locura a recorrerte, ni para el preludio a poseerte… algo hay derramado que no sucumbe a las lunas amadas…

… algo en un suburbio enajenado del alma que me alienta la pupila errática y caigo sobre tu silueta invadiendo de lujuria de tus ojos.

… algo te proyecta como nube y el resto es lluvia y humedades que traspasa el rotundo de tu cintura…. y mis yemas juegan a ser pincel con el pigmento cosechado de las ansias, con esa eterna liturgia deseo sediento, con ese blasfemo sediciente de mí ser más  poseso…

…y la luz se desliza acuosa sobre la penumbra de tu cuerpo…. y te vuelves ineludible a mi deseo…. y mi yema se hace lápiz…y dibujo el contorno de tu rostro apenas sin tocarte, el vaso de tus labios, el monte de tus hombros….  delineo tu cuello con el centro de mis labios, la curva de tus senos y su centro a mis labios enajenados…. mientras mi yema contraria apenas se humedece en el incipiente de tu cintura amada… y un deleitable contoneo de tus piernas me yergue a seguir… y mis labios siguen dibujando el perfil de tu piel… y un gemido reacciona a mi paso por tu ombligo… un susurro te azota despertando el escaso espacio a tu sexo húmedo… y mi lengua te tantea y modela a círculos la órbita de tu deseo… y cincelo tu sabor, tu humedad, tu pasión… y un gemido hondo te dibuja en exceso… y tus movimientos se hacen convulsos a tu delirado deseo… y me agarro al volumen de tu cintura… y mi lengua atisba el placer de tu temperatura… y te lamo, oprimo, succiono, aprisiono… y los sonidos de tu voz se vuelve posesos… cierro los ojos y en un jadeo de tus labios tu cuerpo se vuelve convulso espasmo…. delirándote a mi deseo….


 … algo debe haber más que hay… algo como que te amo…