2.7.15

Incognoscibles de Arroz (4/6)


Podríamos besarnos cuando estemos solos, cuando nadie nos esté mirando… y podríamos irnos a casa, o escondernos cuando nadie esté allí. No es que nosotros estemos asustados. Simplemente que es delicado y con estas palabras prestadas del único lugar que has conocido bailo este “Aleluya”….y no hay nada que no podamos hacer si hablamos de amor y sus lugares sagrados…



… y la mirada con palabras se vuelve delicada, con la misma fuerza del grito de las palabras prestadas…. con el único arrojo de un deseo redicho….

… y te releo a manos ciegas, a alma cautiva, a tacto travieso sobre la fiebre de mi ser al recreo de tu roció…. y emana un temblor, deseo amado….

…. y mis yemas perciben el compás de tu deseo, y tu piel llena todo de exhalación y erotismo…. Y te conviertes en un estallido de todo lo sentido….

… y te observo, te reconozco, te exploro a mi delirio…. Y calas… y descubro… y repaso… y cien y mil veces vuelves a percibirte deseada…sumergido en ti me convierto en el empapo de vibrar de ti….

… y mi sentir más delicado te boceta justo en el momento en que se filtra una luz pálida entre las sombras buscado con avidez tu piel bajo las sabanas….justo cuando eres calma, justo cuando eres invitación a todos los lascivos….

…. y en un despertar de luz y sombras abrazamos suspiros desnudos, encajes de ansias… y bebemos a sorbos susurrados todas las sensaciones que nos enajena el alma…

…. y las caricias se vuelven rasguños, y las ansias besos, y la locura deseo, y la pasión vaivén a susurros de sacudidas agonizando por retenernos, por desearnos…

… y la piel destila sentir…. Y se embriaga de voluptuosa pasión… y el ímpetu nos somete en el resto…. gemimos existencia para desdibujarnos gemidos que matan….


… y vamos colmando alma, olvidando tiempo, obstinando ser…. y se van tensando los músculos, y se va desahogando el tiempo, y el sentir se vuelve jadeante, agitado, vibrado, estresante…. Un baile de ardor sobre dulce hoguera de intimidad y estallas…. desenfreno….